Impresionismo y Provenza

Empiezo a revisar fotos, después de un mes después de haber vuelto de mis vacaciones. Uno de los sitios en los que estuve fué la Provenza, región francesa que para amantes del arte es toda una oportunidad para visitar aquellos lugares que inspiraron a impresionistas como Cezanne, Renoir, Van Gogh, Gauguin… y digo inspiraron, porque además de visitar más museos que en toda tu vida de pronto te ves contemplando un paisaje, calle o edificio provenzal que es exactamente el que aparece en algún importante cuadro de estos artistas. No me equivocaría al decir que La Provenza es uno de los lugares más bellos que he conocido, y en parte es porque sus rincones han quedado grabados en mi retina desde que empecé a apreciar las obras de estos artistas en el colegio.

El Impresionismo suele atraer a los aficionados a la Fotografía. Y no es casual, porque fue la primera corriente artística en la que Fotografía y Pintura convivieron. Podría decirse que las bases de la composición fotográfica bebieron del Impresionismo y viceversa. Y eso todavía hoy es patente. De hecho, se puede contemplar cualquier obra de muchos artistas como Sorolla, que eran declarados aficionados a la fotografía, y descubrir que impregnaban sus cuadros con ese concepto equivalente de instantaneidad, como idea de captar un momento determinado, un instante fugaz, ya sea de luz, tiempo o acción.

Además, el Impresionismo, asimiló y perfeccionó todos los “defectos” de la Fotografía:

– El desenfoque (consciente o inconscientemente utilizado), derivado de la escasa definición de los objetivos y la manifiesta incapacidad para reproducir objetos en movimiento, como problemas técnicos de la Fotografía de aquellos años, va a ser el germen de la borrosidad de visión materializada por la forma difusa y fragmentada.

– El aspecto fantasmal y los paisajes urbanos deshabitados de algunos cuadros tienen gran semejanza con las fotografías que salieron de esas primeras cámaras que no pudieron captar el movimiento en su integridad, y que lo reproducían como estelas que hasta entonces el ojo humano no hubiera sido capaz de reproducir.

– La utilización de la luz. A Sorolla le llaman “El Pintor de la Luz”. Y hay que tener en cuenta que aprendió de ella trabajando en laboratorios fotográficos o de iluminador. La luz es la base de la Fotografía, pero también de la Pintura Impresionista.

– Las composiciones de muchas obras impresionistas son completamente fotográficas. Los encuadres de muchos cuadros impresionistas corresponden a picados fotográficos, fotomontajes, etc.

Y podría seguir eternamente. Los paralelismos son más que evidentes.

Volviendo a La Provenza, os pongo una fotografía que tomé en los alrededores de Aix en Provence, donde tuvimos la oportunidad de visitar los lugares que conforman la llamada “Ruta de Cezanne”. La tomé en las mismas condiciones en las que pintaba este pintor: a medio dia, con luz dura, y difuminando las formas (utilicé vaselina sobre el objetivo).

La ciudad que inspiró a Cézanne

Mini reseña de Cezanne:

“Después de haber heredado dinero de su padre, Cezanne se convierte en un pintor rico y considera su padre como un genio. Pero no se puede medir el genio con dinero y eso lo sabe bién, porque sus obras no se venden nada. Mal apreciado por el público, se retira del grupo Impresionista en 1878 y vuelve a Aix en Provence.

La primera exposición Cezanne conoce cierto exito, pero el público continua en no interesarse a sus obras, aunque antes de morir se da cuenta que sus obras comienzan a ser bien apreciadas. Después de morirse, los precios de sus pinturas aumentarán considerablemente. “La Rivière, bords de l’Oise”, “Chemin de village à; Auvers” y “Les Grandes baigneuses” son ejemplos de obras cuyos precios subieron rápidamente, convirtiéndose en unas de las grandes obras maestras de esa época.”

Anuncios

2 pensamientos en “Impresionismo y Provenza

  1. Ni preguntar si has estado en el Musee D’Orsay de París. Una delicia para amantes de las corrientes de finales del siglo XIX comienzos del XX que alberga una gran colección de cuadros impresionistas. Los grandes cuelgan sobre sus paredes. Para mí el mejor museo del mundo, subjetivamente porque me apasiona esa época.

    Un post muy currado, por cierto. Ese vínculo entre fotografía y pintura se dio. De hecho, los pintores impresionistas configuraron esa forma de pintar porque vieron que con la llegada de la fotografía ya no había lugar para el realismo.

  2. Si claro que he estado!

    Tienes razón en lo que dices. A menudo los fotógrafos miran muchas fotografías para inspirarse, pero la pintura siempre ha estado ahí y también tenemos mucho que aprender de ella. Yo siempre cuento todo esto cuando sale gente diciendo que en fotografía está todo inventado… en realidad está en pañales. Antiguamente los artistas plásticos dedicaban su vida casi en exclusiva a estudiar las normas de composición. ¿Cuantos fotógrafos a dia de hoy hacen eso? Y llevamos ya casi 2 siglos con esto…. ;-D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s