Fotografía nocturna de exteriores

La fotografía nocturna es una de las ramas quizás más técnicas de la fotografía. Y lo malo es que no todo está inventado; todo vale a la hora de conseguir exponer o encuadrar correctamente una escena. En ese sentido, este tipo de fotos son un desafío porque uno a veces tiene que improvisar cualquier cosa para suplir la falta de recursos (el principal recurso que no se tiene…es la luz). Este tipo de fotografía cuenta con una legión de seguidores hasta el punto de que muchos fotógrafos se dedican casi exclusivamente a ella. En internet (la fuente de la que más he podido aprender acerca de esto) podréis encontrar todo tipo de manuales, galerías y accesorios (entre ellos, cosas tan frikis como sofisticadísimas linternas de más de 300 euros). ;D

A grosso modo, y sin entrar en detalles muy técnicos (odio hablar de los detalles técnicos), para hacer fotografía nocturna de exteriores necesitaréis lo siguiente:

– Lo primero buscar un lugar muy alejado de las ciudades. Puede ser un bosque, una montaña o un pueblo abandonado. Para el pueblo abandonado, preferentemente buscad uno que esté alejado de la civilización, para huir de la contaminación lumínica.

– Debéis ir acompañados (por ejemplo de otros fotógrafos). No es broma: en mi última sesión fuimos a un pueblo abandonado, y encontramos: parejitas en intimidad que no nos recibieron con una actitud muy abierta, restos de ritos satánicos, restos de botellones…puede pasarte de todo. A ser posible, avisad a alguien (familiar, pareja…) de lo que vas a hacer.

– Llevad todo tipo de artilugios para iluminar de forma creativa: linternas, flashes, etc.

– Trípode y disparador, imprescindibles.

– Comprender la luz, y el color de la luz. Utilizad todos los recursos técnicos que se os ocurran para jugar con ello. Utilizad geles, aprovechad el movimiento para crear algo diferente…

– Buscaos un dia en el que no tengáis que currar al dia siguiente. El tiempo pasa volando. Cada foto lleva más de una hora, entre preparación, exposición y procesado de la cámara.

– Ropa de abrigo. A las 2 de la mañana, aunque sea agosto, en el campo hace frío.

– Si queréis fotografiar las estrellas, buscad un día que no haya luna llena.

– Aluciné con lo que me enseñó un amigo y compañero de fotografía: si tenéis un smartphone, la aplicación “Google Sky” es tremendamente útil para localizar la Estrella Polar. Realmente útil (a partir de ahora imprescindible para mí).

– Y el más importante, que le digo a todo el mundo: nos os gastéis tanto dinero en equipo. La creatividad está para algo. Y si os encontráis con que creeis necesitar algo muy caro para hacer una foto, es que estáis dándole demasiada importancia a la técnica y no le hacéis caso a vuestra creatividad. Pero esto es sólo una opinión personal, por supuesto. Ahora mismo recuerdo una foto nocturna de Jose B Ruiz que fue realizada sólo con las luces del coche. Si entendéis la luz, no necesitáis gastaros miles de euros en flashes, disparadores, etc. Eso dejádselo a los que venden fotos a National Geographic. 😉

Luz silenciosa

Anuncios

Recomendación fotográfica: Mat Blamires

El fotógrafo que recomiendo hoy nació en el mundo de la publicidad. Puede considerarse que desde el punto de vista técnico es uno de los mejores fotógrafos del mundo.

Gracias a la buena calidad de sus trabajos, el neozelandés Mat Blamires ha logrado ser contratado para una gran cantidad de campañas publicitarias y campañas fotográficas de diversas empresas como Mitsubishi, Nokia, Toyota, American Express, Subaru y Heineken, entre otras.

Valor del pasado

Hay algo de inexacto en los recuerdos:
una línea difusa que es de sombra,
de error favorecido.
Y si la vida
en algo está cifrada,
es en esos recuerdos
precisamente desvaídos,
quizás remodelados por el tiempo
con un arte que implica ficción, pues verdadera
no puede ser la vida recordada.

Y sin embargo
a ese engaño debemos lo que al fin
será la vida cierta, y a ese engaño
debemos ya lo mismo que a la vida.

AUTOR:Felipe Benítez Reyes

Dejando atrás el pasado

Arquitectura manchega

LlavesRestos de molinoPerchero3LettersEsquina
VentanaColorMarcoDesconchónMolinoCocina
La ventana del desván

Arquitectura manchega, un álbum en Flickr.

Para la gente que no la conoce, Castilla la Mancha suele ser un lugar sorprendente. No hay mucha gente que sepa que sus 320.000 hectáreas de espacios naturales convierten a esta región en uno de los lugares con más parques naturales, nacionales o regionales de Europa. La Madre Naturaleza ha obsequiado a los castellano-manchegos con un gran tesoro que hoy están obligados a mantener y preservar, como el mejor legado a las generaciones futuras. Yo tengo la mitad de mi sangre manchega, y por tanto he viajado mucho allí. Doy fe de que este territorio es un gran desconocido para el turismo.

El otro dia, aprovechando un viaje por algun lugar del que no quiero acordarme, cogí la cámara compacta y me dediqué a hacer fotos por el pueblo…y he llegado a la conclusión de que debo volver otro dia con la réflex para desarrollar algún tipo de álbum sobre la oculta belleza de esta región y sus pueblos.

Saint Jean Pied de Port

Muy cerca de la frontera española, a orilla del río Nive, está la ciudad de Saint Jean Pied de Port, capital de la Baja Navarra en el lado francés. Su belleza radica en que conserva un aire en el que se mezcla el sabor medieval con el cosmopolitismo moderno del turismo. Sin embargo su importancia procede principalmente de ser la localidad donde se unen la mayoría de las vías del Camino de Santiago que proceden de toda Europa; es además el inicio de la que se considera la etapa más dura de este camino, por tener un ascenso acumulado de casi 2000 metros por los Pirineos repartidos a lo largo de los 30km que hay hasta el pueblo más cercano, Roncesvalles. Esa etapa es famosa también por sus condiciones impredecibles, que han dado lugar a muchas muertes de peregrinos que desorientados por la niebla o la mala señalización de los caminos, se pierden en esa zona de los Pirineos desapareciendo para siempre. De hecho, recientemente se ha estrenado una película en la que un padre pierde a su hijo precisamente en esta etapa:

Otra razón por la que esta etapa es famosa es por ser el punto donde pereció Roldán, el sobrino de Carlomagno:

Carlomagno ha devastado España; tomó sus castillos y violó sus ciudades. Él mismo dice que toca a su fin la guerra. Hacia Francia, la dulce, cabalga el emperador. El conde Roldán ata el gonfalón a su lanza; desde una altura, la eleva hacia el firmamento: a esta señal, los francos establecen sus campamentos por toda la región. Mientras tanto, a través de los anchos valles, cabalgan los infieles, cubiertos con sus cotas, atado el yelmo, con el escudo al cuello y la espada ceñida, y con las lanzas enristradas. Al llegar a la cima de unos montes, hacen alto en una espesura. Son cuatrocientos mil, esperando el alba. ¡Dios! ¡Qué dolor que no lo sepan los franceses!
El Cantar de Roldán, anónimo.

Yo como fanático del camino soy, he hecho esta etapa varias veces; es mi preferida y posiblemente la más bella. Sin embargo hace poco decidí hacerla de un modo diferente. Me explico: estoy planteándome hacer todo el Camino de Santiago cargando con todo el equipo fotográfico. A modo de preparación, y simplemente para ver si me veía capaz, decidí hacer varias etapas cargando con mochila, cámara, objetivos, filtros y trípode empezando por esta etapa. Mi conclusión es que la gesta de llevar durante un mes 20 kilos a la espalda se podría describir como un poco paliza (como mínimo), así que he decidido entrenarme un poco antes de crearme contracturas innecesarias…la salud es lo primero.

…sin embargo estas etapas me sirvieron para hacer algunas fotos interesantes. 😀 Aquí una muestra:

Pilgrim (Way of St. James)