La Pedriza y sus leyendas

En el Parque Natural de La Cuenca Alta del Manzanares, se encuentra un singular macizo montañoso compuesto fundamentalmente de granito. Es un lugar de alto valor ecológico, que corre constantemente peligro debido a la gran cantidad de madrileños que acuden todos los fines de semana a hacer turismo. Está declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y Sitio de Interés Nacional. La Pedriza.

Su valor no es únicamente natural. Es famoso por sus leyendas, curiosamente casi todas oscuras, a veces relacionadas con brujería, el diablo, o pintorescas desgracias que allí tuvieron lugar. Quizás son historias que han sido alimentadas por el hecho de ser uno de los puntos de la sierra madrileña donde más gente se pierde, sufre accidentes mortales o desaparece, debido a que es un entorno en el que es difícil orientarse y las condiciones en invierno son muy duras (hielo en la roca, frío, etc).

Son particularmente conocidas las historias y leyendas relacionadas con todos los famosos bandoleros que se refugiaron en esos parajes para huir de la justicia. Esta circunstancia provocó que se alimentara la rumorología en torno a este macizo y que con el tiempo se fueran dando macabros nombres a los distintos parajes que hay allí, como por ejemplo el Collado de Los Muertos. No hace falta pensar mucho para imaginarse el motivo de este nombre.

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/89/Luis_candelas.jpg/220px-Luis_candelas.jpgQuizás el más célebre de todos esos bandoleros es Luis Candelas.

La leyenda dice que Luis Candelas era un hombre bohemio, poco amigo del trabajo mecánico, nacido en Lavapiés que se entregó a la delincuencia por su creencia firme en que el dinero debía ser mejor repartido. Su historia es una de las que deberían llevarse alguna vez al cine. Por la cantidad de veces que estuvo preso y se escapó. Por su fama de Don Juan. Por haber ayudado a fugarse a un importante político corrupto de la época que después le devolvería el favor iniciándole en la masonería. Porque se dice que nunca mataba a nadie y usaba la mínima violencia. O por los grandes atracos que llevó a cabo, incluyendo a las familias reales de España y Francia. Hasta que murió condenado al garrote vil, se le atribuyen más de 40 importantes robos.

Aunque para ser justos, el romanticismo y el pintoresquismo estaba más en la mente de viajeros y literatos o en la idealización de su figura hacía el pueblo, que en la realidad. Pero eso ya nunca lo sabremos con certeza.

Quizás ahora que estamos sumergidos en una gran crisis de valores (mucho más grave que la económica), la idea de llevar una vida romántica al margen del sistema y creando un código ético mucho más noble incluso que el que impone la ley, no sea tan mala. Al menos, estas viejas historias ya pasadas de moda empiezan a recobrar su sentido, y yo al menos veo que son héroes que podrían encajar perfectamente en la sociedad actual. Incluso me atrevo a pronosticar que resurgirán personajes parecidos y adaptados a estos tiempos.

Hoy caminando por La Pedriza todavía podemos encontrar los restos de esos chozos en los que se alojó este bandolero, hoy usados para proteger al ganado o a los excursionistas a la hora del bocata. A unos 100 km, tenemos palacios y catedrales intactos y perfectamente mantenidos con nuestros impuestos. Hasta la clase social se impone a la hora de figurar en la historia.

La siguiente fotografía la saqué un día cualquiera practicando senderismo por las inmediaciones de la Pedriza. Se puede ver su reflejo en el Embalse de Santillana. Uno de los tantos embalses que abastecen de agua a Madrid desde principios del siglo XX.

Fotografía de Luis Candelas enlazada desde la Wikipedia.

La Pedriza - Madrid - Spain

Canción de Luis Candelas:
Decidle al señor alcaide
Decidle al corregidor
Que yo por Luis Candelas
Me estoy muriendo de amor.

Decidle que es un canalla.
Decidle que es un ladrón.
Y que he dejado que roben
Con gusto mi corazón.

Que corra de boca en boca.
Esta copla que yo canto.
Como si yo estuviera loca.

Debajo de la capa de Luis Candelas
Mi corazón amante vuela que vuela.
Madrid te está buscando para perderte
Y yo te busco sólo para quererte.

Que la calle en que vivo está desierta
Y de noche y de día mi puerta abierta.
Que estoy en vela, que estoy en vela
Para ver si me roba, Ay! Luis Candelas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s