La niebla

Los días de niebla son uno de esos momentos que espero impacientemente para poder sacar la cámara de casa. Ya no sólo por el dramatismo que inspiran, sino porque el alto contraste y el aislamiento de los objetos cuando la niebla es densa da mucho juego para dar rienda suelta a la composición fotográfica. Fotografiar en la niebla exige cierta habilidad técnica; pero no entraré demasiado en estos detalles: la luz es diferente, el contraste mayor, por tanto las siluetas deben ser fotografiadas con la mayor nitidez posible, de lo contrario la fotografía perderá fuerza. El fotómetro de la cámara no funciona bien, pues la luz se comporta de manera poco habitual. Y la opción “compensación de la exposición” se hace necesaria (ya lo se, nunca se usa). En definitiva, es un poco más difícil reflejar lo que quieres por alguna limitación técnica, y te encuentras con muchas fotos que no sirven para nada pese a que están correctamente expuestas. Pero la buena noticia es que la niebla es uno de los fenómenos naturales más evocadores para los sentidos.

En este caso, salí con la intención de fotografiar plantas con el firme propósito de inspirarme en aquellas composiciones de los grabados japoneses del siglo XVII. Eran grabados producidos en tinta, muy minimalistas y con el mínimo número de trazos, seguramente debido al precio de la pintura entonces, con motivos naturales, en los que más tarde se inspirarían otros movimientos occidentales como el impresionismo. El Ukiyo-e (así se llama este movimiento artístico japonés) evocaba de forma brillante y con la precisión de un cirujano, la naturaleza, la intimidad y la vida cotidianas a través de un mínimo número de líneas. En su tiempo estos litógrafos eran simples artesanos, pero hoy sabemos que eran grandes artistas y sus obras se cotizan por cantidades millonarias en las subastas de arte.

La verdad es que después de este ejercicio no puedo esperar el momento de viajar a Japón y fotografiar un Kami de verdad. ;-D

Niebla otoñal

Anuncios

6 pensamientos en “La niebla

  1. desde luego la foto es indiscutiblemente buena, crea una atmósfera especial, los tonos y las ramas del árbol perfectamente dibujadas
    eso y el relato, hacen de esta publicación un deleite para los sentidos, felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s